Impactos y reglamentación

Un embalse es un proyecto técnico y medioambiental.

La creación de una presa para la producción de agua potable, riego, producción de energía o protección contra crecidas, genera impactos positivos y negativos, capaces de trastornar a medio o largo plazo los equilibrios socio-económicos y medioambientales locales.

En el proceso de decisión anterior a la puesta en marcha del proyecto, la meta de los ingenieros de ISL es la concordia entre los objetivos técnicos, económicos y medioambientales.